Reclaman al Presidente Luis Abinader devolver la tranquilidad y sosiego al pueblo de San Juan

Sacerdotes católicos, pastores evangélicos, junto a organizaciones profesionales, empresariales, del comercio, del sector agropecuario, entidades académicas y comunitariassindicales reclamaron hoy al Presidente de la República Luis Rodolfo Abinader Corona “devolver la paz, tranquilidad y sosiego a esta región negando categóricamente el permiso de explotación minera a la empresa GoldQuest Mining Corporación”.

 

En un documento leído por el sacerdote José Antonio Álamo, párroco de la Iglesia del municipio de Juan de Herrera, Las personalidades e instituciones agrupadas en el Movimiento Suroeste Unido por el Agua y la Vida señalan que “desde hacen siete años existe una peligrosa amenaza sobre el Valle de San Juan en torno a una pretendida explotación minera en la cabecera del Río San Juan y la Presa de Sabaneta que quiere consumar dicha empresa transnacional, acción que está al margen de la Constitución de la República, la Ley 64-00 de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Ley 368-22 de Ordenamiento Territorial, Uso de Suelos y Asentamientos Humanos”.


Precisan que “el Valle de San Juan aporta gran parte de los alimentos que consume el pueblo dominicano, y tiene al Río San Juan y la Presa de Sabaneta como sus principales proveedores de agua”. 

 

Indican que el honorable Presidente “debe saber las razones científicas, jurídicas y lógicas por las cuales los sanjuaneros nos oponemos a la explotación minera en el paraje Hondo Valle, Sección La Ciénaga (que la GoldQuest le ha adjudicado el nombre de Proyecto Minero Romero).

 

Sostienen en el manifiesto leído por el sacerdote Álamo que “la principal cuenca del sur resultaría irremediablemente contaminada y dañada porque la mina que se quiere explotar está en la confluencia de los ríos La Guama y San Juan, a no menos de cincuenta metros de la orilla de ambos”. 

 

Agregan que “igual perjuicio contaminante recibirán la Presa de Sabaneta, los canales José Joaquín Puello, Guanito-San Juan, canal San Juan y canal Hato del Padre-Santomé, y los acueductos de San Juan de la Maguana, Juan de Herrera y algunos distritos municipales”.



Advierten que “dicha contaminación ampliará su impacto en el Río Yaque del Sur, por ser el Río San Juan su afluente, e igual impacto tendrá la Presa de Monte Grande -que está en fase de terminación por este gobierno- y todos los cuerpos de agua de las provincias de Barahona, Azua, Bahoruco e Independencia, que recibirán también los fluidos químicos que imprescindiblemente se usan en las explotaciones auríferas, y que de forma mendaz la Goldquest quiere negar que utilizará”.

 

El Movimiento Suroeste Unido por el Agua y la Vida  señala que en el ámbito jurídico, el otorgamiento del permiso de exploración minera que hizo irresponsablemente el anterior gobierno de Danilo Medina, fue violatorio de la Constitución, texto sustantivo que en su artículo 15 prescribe que: “el agua constituye patrimonio nacional estratégico de uso público, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida”.

 

“Lo que estamos reclamando en San Juan es la protección y conservación de los ecosistemas que son fuentes de agua, que se priorice el agua para el consumo humano en San Juan, y que el preciado líquido se valore como recurso básico e indispensable para la vida, la salud, la producción agropecuaria y la dignidad de todos”- señala la coalición ambientalista.

 

Insisten que “el gobierno debe negar dicho permiso de explotación por la alta sensibilidad ambiental del lugar donde está dicha mina (en la orilla del rio y a una altura superior a los mil doscientos metros sobre el nivel del mar) y por el daño que recibirá también la Cordillera Central, Madre de las Aguas”. 

 

Los sacerdotes católicos, pastores evangélicos y organizaciones comunitarias de San Juan denuncian que “resulta contradictorio que el gobierno esté haciendo inversiones cuantiosas a través del Plan de Desarrollo Económico y Social de la provincia de San Juan, tras haberla declarado en “estado de emergencia”, y se pongan en riesgo dichas inversiones para favorecer a una empresa minera extranjera, que dañará irremediablemente nuestros ecosistemas”.

 

“Señor Presidente, su responsable actuación permitirá que retorne la tranquilidad y sosiego a los habitantes del Valle de San Juan, porque el Río San Juan y la Presa de Sabaneta son quienes abastecen la región de agua para consumo humano y animal.  Igual reposo recibirán los agricultores y ganaderos, que con la Presa de Sabaneta y su sistema de canales y canaletas irrigan más de cuatrocientas cincuenta mil tareas”.

 

 

Concluyen pidiendo al Presidente Luis Abinader dar un paso al frente y rechace dicho proyecto minero, para traer calma y paz a los habitantes del Valle de San Juan.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Gobierno invertirá RD$1,500 mm zonas Bahoruco e Independencia

EN SAN JUAN; Muere doña María Valenzuela

Ministerio de Cultura anuncia ganadores de los Premios Anuales de Literatura 2022